NADA ES LO QUE PARECIA

14 de Septiembre de 2020

Tren de UPM 2: Las anomalías en el proyecto podrían incrementar el costo de la obra

Las autoridades uruguayas informaron que se habían previsto 250 expropiaciones pero son 1100. El Estado se expone a juicios y multas por incumplimientos de los plazos. Graves fallas en los cálculos en materia hidráulica y en suelos a lo largo de la traza férrea.

Redes Sociales
¿TIENES UN COMERCIO? CONOCE CÓMO APROVECHAR LAS VENTAJAS DE APARECER EN TIENDAS DEL BARRIO.

El actual ministro de Transporte y Obras Públicas del Uruguay, Luis Alberto Heber, dijo que entre “los varios arrastres” que heredaron del Gobierno del Frente Amplio los más preocupantes son las obras asociadas a la instalación de la segunda planta de la empresa UPM. Al comparecer ante el Parlamento uruguayo, Heber explicó que las expropiaciones necesarias para el proyecto del Ferrocarril Central (destinado para transportar la producción de la celulosa desde Pueblo Centenario al Puerto de Montevideo) son mayores a las proyectadas, al igual que las “obras adyacentes”, lo que encarece el costo total del proyecto y dificulta cumplir con los plazos estipulados, lo que expondría al Estado a multas y juicios.

“Estamos haciendo un gran esfuerzo para que las intermediaciones y los movimientos de tierra no nos hagan alargar el período de entrega y poder llegar en fecha a setiembre de 2022. Esta situación nos preocupa mucho, porque tenemos problemas de multas; no quiero terminar con juicios”, señaló Heber el pasado jueves ante las Comisiones de Presupuesto y de Hacienda.

Heber se refirió así a varias obras atadas a la construcción de UPM 2, que fueron negociadas como exigencia para la inversión mediante el sistema de participación público-privada, para lo que se firmó un contrato con el consorcio Grupo Vía Central que asumió la obra por 1.700 millones de dólares, que el Estado pagará en cuotas una vez que quede disponible. Los trabajos para reacondicionar los 273 kilómetros de vías comenzaron a mediados de 2019.

“Esta obra ha implicado situaciones inesperadas, diferentes y que tenemos que ir manejando, con muchas dificultades. En la obra del tren, el anteproyecto elaborado no tomó en cuenta todas las intermediaciones que tiene la vía a lo largo de todo su recorrido, y son mucho más. Se habían anunciado 300 intermediaciones, pero nosotros hemos identificado 1.500. También está el problema hidráulico, que tampoco se había calculado efectivamente y por eso hoy tenemos una situación que generó más obras adyacentes que las previstas originalmente”, explicó el Ministro.

Además, Heber detalló que los estudios de suelo “aseguraban que no había tierra vegetal, pero en muchos kilómetros la hemos encontrado en la vía”, lo que no es compatible con “el tipo de carga” a transportar por su elevado peso. “No podemos tener tierra vegetal debajo de la vía, sino que tiene que estar firme. Por lo tanto, tenemos que excavar y mover mucha más tierra, que es algo que encarece la obra”, agregó el ministro uruguayo.

Heber cuestionó el trabajo hecho en este aspecto: “Se hizo mal el estudio previo, se calculó mal y no se advirtió en los cateos por parte de la empresa que se contrató que hubiera tierra vegetal. Eso está llevando a que las expropiaciones sean mayores”. Sostuvo que el número de terrenos a expropiar para la obra del tren pasó de unos 250 a 1.100.

Se informó que “los procesos expropiatorios son muy complejos y llevan mucho tiempo, que no es menor a cuatro o cinco meses y puede llegar a un año o más; a veces se termina de hacer una expropiación a los ocho o diez años”. Según los funcionarios del Ministerio de Transporte y Obras Públicas del Uruguay, hay 400 expropiaciones que se han completado, en un proceso que comenzó en 2016 a las que se deben sumar 232 terrenos que han sido entregados por sus propietarios “sin haberse culminado el acto expropiatorio”.

Todo este proceso expropiatorio está presionando los plazos para entregar la obra, y si bien no es el Estado quien la construye, sí tiene la responsabilidad de cumplir con lo acordado en el contrato con la corporación UPM sobre los plazos de entrega. El ministro Heber dijo que conversó de esto tanto con los finlandeses como con Vía Central, encargada de los trabajos y aunque había dudas sobre si la fecha pactada para entregar las obras era febrero o setiembre de 2022, se acordó tomar esta última.

FUENTE: LA DIARIA (Montevideo)


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!