COLUMNA

10 de Julio de 2020

Un recuerdo de Adolfo Argentino Goltz

Publicamos la biografía del periodista y escritor fallecido en Paraná a los 90 años, escrita por la profesora y escritora María Eugenia Faué.

Redes Sociales
¿TIENES UN COMERCIO? CONOCE CÓMO APROVECHAR LAS VENTAJAS DE APARECER EN TIENDAS DEL BARRIO.

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Podrás mostrar tu negocio más de 250 mil veces al mes


76 AÑOS CON EL PERIODISMO, 66 CON LA LITERATURA

: ADOLFO ARGENTINO GOLZ (1930-2020)

 

*Un criollo vienés

   Nació  en Nogoyá  el  8 de  febrero de  1930, pero aprendió a

hablar el castellano a los diez años. Adolfito de pocos meses, sufrió  una  dolencia  pulmonar por  lo  cual, su padre, argentino,  y su madre, vienesa,  decidieron volver a Europa para consultar especialistas. Cuando  regresó, a los diez años,  no  sabía una palabra en castellano. Primero,  una prima, que era maestra, me sometió a un tratamiento superintensivo del idioma,  a esa edad uno tiene la lengua blanda e hice dos  o tres grados en un años y pude  ingresar a la Escuela Alvear de Nogoyá _ relató  Adolfo.

 

*Críticas que no desaniman

    En Nogoyá,  en cuarto grado, escribí una obra de teatro para ser representada en la fiesta escolar de fin de año: “Pistolas  humeantes”, basada en las revistas de cow- boys  que  leía. Cuando se lo llevé a  la directora me dijo que era una locura, un mamarracho. Pero,  mi maestra, la señorita  Uriarte,  me apoyó.

Ya  en la  Escuela Belgrano era el encargado del periódico escolar, fabricados con  un sistema de  serigrafía, llamado cola de pescado, antecesor del mimeógrafo.

   A los catorce años,  escribió sus  primeras  crónicas deportivas para el diario “El Noticioso” de Paraná y, a  los quince, se integró a  la  recién fundada  LT14, que  pertenecía a  la  cadena  de  Radio  Belgrano, y  escribía en  la  sección  deportes  de “El Diario” de Paraná, donde  aprendió de  prestigiosos escritores: Marcelino Román,  Amaro  Villanueva. Curiosamente,  Radio LT14 se  fundó el  8 de julio de 1945 y  el 10 de julio se incorporaba Adolfito  al  programa “Tribuna deportiva”.

 

*Sangre azul

  En lo personal  me considero  un periodista que escribe libros. Una  vez me hicieron un análisis de  sangre y me salió tinta. Desde la escuela  primaria participaba en los periódicos escolares .

Luego en la Facultad fundé  y dirigí las revistas “Letras” y “Guía”.

Fue  director  de las colecciones “Entre Ríos” y “Autores de  hoy”, de la desaparecida  Editorial Colmegna  de Santa Fe, que publicaron más de  sesenta  títulos.

 

*El fundador y el fundidor

He fundado y fundido varias publicaciones, confiesa Adolfo sonriente. Testigo de las  redacciones desde 1944, cuenta algunas anécdotas reideras:

   En la época en que “El Diario” estaba en la calle Urquiza, frente a  Plaza 1° de Mayo, las  notas  no se  cobraban, pero hubo  un grupo de periodistas que tuvieron la  idea de lograr un ingreso extra. Así nació el Fondo de Contribución Voluntaria, una caja con una ranura en la parte superior, todo esto a espaldas del  director y el administrador.          Funcionaba así: cuando una persona traía una nota con pedido de publicación, al preguntar cuánto debía, se  le decía que era una contribución voluntaria y en la caja  ingresaba el dinero que servía para pagar el consumo en el Olimpia, que era un bar y restaurante, al lado de lo que es  hoy el hotel Gran Paraná.

      Una  noche cayó a  la redacción un señor que había instalado una fábrica de chacinados, con el pedido de que se diera la noticia; aportaba sus datos e incluso su  fotografía. Al preguntar cuánto se le iba a cobrar, se le informó que nada, pero si quería hacer un aporte a la caja… Extrajo un importante billete y lo depositó en la ranura. Los presentes  no lo podían creer, juntaron datos y foto con un texto que decía: “prepará la nota  para mañana”, se  la dejaron al redactor que entraba en el siguiente turno y se fueron a  festejar.

Al otro  día  salió la  nota: “Dejó de existir en la víspera  fulano de tal, importante  empresario de la industria del chacinado…”

Así murió el Fondo de Contribución Voluntaria, con sanciones a los responsables.

 

*Y siguen los errores

   Don Manuel P. Garda fue un caracterizado periodista que en la primera  mitad del siglo XX dirigió diversos medios, entre  ellos, “La voz de Entre Ríos” y “La Causa”. A este  último, un lector llevó la noticia del nacimiento de su hijo y, por un error involuntario, la  información se publicó en necrológicas.

    Al día siguiente el hombre apareció en el diario y pidió hablar con el director. Ya  frente a  él  le pidió una aclaración y una rectificación,  a lo que don Manuel Garda respondió con toda calma: “Este diario no se rectifica. Mañana aparecerá en  nacimientos.

    A.  Golz fue  director  de las colecciones “Entre Ríos” y “Autores de hoy” de la desaparecida  Editorial Colmegna  de Santa Fe, que publicaron más de  sesenta  títulos.

La conocí por teléfono

    Confiesa Adolfo al referirse a su señora,  Estela. Allá  por  el  56 o 57 tuvo que hacer una  llamada de  rutina  a  Gualeguay, desde la Oficina de Prensa de Casa de Gobierno de Paraná. Lo atendió una secretaria culta y simpática, la conversación se prolongó más  allá de la información requerida y, varios meses después, se conocieron, fueron  novios y estuvieron casados 27 años. Entre las paredes tapizadas de libros distinciones y objetos de arte se destaca una morocha buena moza, la sobrina  biznieta del poeta Daniel Elías, la esposa de  Adolfo.

Letra y  música

Mi madre confeccionaba sombreros para la ópera de Viena, eso me  permitió  asistir de  chico al  teatro. La  primera  ópera que vi fue “Hansel y  Gretel” de Humperdink.

Reconocido melómano y curador de arte, fundador de  la  seccional Entre Ríos de la SADE, Sociedad Argentina de Escritores entre  tantas  actividades  institucionales,  actualmente se  desempeña  como  curador de arte y director  artístico de la filial Paraná de Osde y de la Clínica  Modelo, cuya sala de arte se  denomina “Adolfo Argentino  Golz”.

 

*De alta noche a  madrugador

Muchas  veces  llegaba a  casa con el lechero, después  de largas  noches de bohemia con el grupo de periodistas. Me dijeron que  había un concurso para  jefe de servicio de información de la Estación Experimental de INTA Paraná. Me presenté  y lo gané. De ahí en más, el cambio de  hábito. Ahora,  cuando  llegaba el  desconcertado lechero, yo me  iba. En el INTA, prácticamente  hice un servicio militar, porque era madrugar y estar todo el día allá, y cuando se hacían las  exposiciones había que  salir con los camiones. Estuve 40 años en el INTA (hasta 1998)  y diez  en la Dirección de Prensa de  la  Gobernación de  Entre Ríos (1948-1958). Y sigo  jodiendo.

 

*Testimonio de  amistad

Conoció  y frecuentó a Aníbal Vázquez, Marcelino Román, Amaro Villanueva, Juan  L. Ortiz, Mirko Antelo,  Luis  Alberto Ruiz, Reynaldo Ros, Rubén Turi, José  María Díaz, Luis Mancioni (hermano de Homero Manzi), Luis Sadí  Grosso (creador del Premio Fray  Mocho de Literatura), Rafael Rovira Vilella, Miguel Ángel Andreetto y a María Esther de Miguel (quien prologó uno de sus libros).

 

*Viudo literario

Mentor de Jóvenes  periodistas, también camina  las  calles de Paraná entre radios y redacciones para  que no se olvide la memoria de sus amigos, entre  ellos,  Luis Sadi Grosso, y con ese propósito publicó la colección de  homenajes “Palabra  luminosa” en  “EL Diario” de Paraná y  continúa  publicando en la  revista Lar de  Crespo, “La  Acción” de su  Nogoyá  natal, entre  otros.

 

*Hombre de consulta

De generosa fronda, es  hombre de consulta de cuantos periodistas  y escritores quieren abrevar en  temas  de  investigación entrerriana. Se  puede observar en actos públicos que el locutor, antes de saludar a las autoridades y a los presentes, dedica un reconocimiento afectuoso a Adolfo, si está  allí presente, esos jóvenes y no tanto son cauces  tributarios de una  inagotable  fuente. Ha prologado  más  de treinta libros y es a quien, como en nuestra mejor  tradición criolla, piden los  escribas retoños: “Tatita, la bendición”.

 

*90 años pasan volando

He vivido el tiempo sin pensar en ello, dejando que  el tiempo me  viva a mí_ afirma Adolfo y en esos años  recibió  muchas  distinciones: Mayor Notable del Congreso de la Nación, (también  otorgado a otro hijo de Nogoyá, Fermín Chávez), la Faja de Honor de la SADE, el premio Santa Clara de Asís, el Cimarrón entrerriano, Ciudadano I lustre de la Ciudad de Paraná en 2015.

 

*El día que mintió la edad, cuestiones de viajero

En  viajes  periodísticos  y de  capacitación ha  recorrido España, Holanda, Luxemburgo, Alemania, Austria, Hungría, Francia, Puerto Rico, Nueva Zelanda, Australia, Perú, Ecuador,  la Antártida.

Pero lo que más me  impactó fue la  Antártida, cuando estuve en la base Marambio en el 2005. Tuve que  mentir con la  edad, porque  los de  más de 75 no pueden viajar. Me gustaría volver_ confesó  a  diario Uno.

De  su vasta experiencia de andar el  mundo  surgió  la colorida columna “Relatos de viajeros” que  publicó en  “El Diario” durante  el 2012.

Obras propias:

     1954: "El hombre incompleto" (cuentos).

     1961: "Las exposiciones agropecuarias" (trabajo de investigación).

     1965: "Las manos del montonero" (recitado).

     1966: "Ocho cuentos octogonales" (cuentos) Faja de  honor de la SADE.

     1966 "La gargantilla negra" (cuento).

     1967: "Crónicas de Entre Ríos" (selección).

     1970: "Todos los hombres, ningún amor" (cuentos).

     1975: "Compartidarios" (cuentos).

     1993: "Daniel Elías, el poeta del sol" (ensayo).

     2001: "Cuentos desde Entre Ríos" (selección).

     2004: "El mate en aires de coplas" (publicado por la Editorial del Gobierno de Entre Ríos).

     2011 “Cuentos desde  Entre Ríos (segunda edición.)

     2013 “Cuentos con  mates”.

     2013  “El mate en aires de coplas y otras coplas acopladas”.

     2015 “100 Cuentos surtidos”

Obras en coautoría:

     1972: "De orilla a orilla" (cuentos).

     1979: "Cuentan para Usted" (cuentos).

     1981: "Itinerario entrerriano".

     1983: "Cuentos para los niños del Litoral".

     1987: "Diez Cuentistas de la Mesopotamia".

Se halla incluido además, en numerosas antologías como “Antología del humor entrerriano”  publicada  por el CFI, que estuvo a cargo de Eugenia Faué.

 

*Profesora María Eugenia Faué.


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!